10 diciembre 2007

Comunicado de Antarkos: Diciembre 2007

ASOCIACIÓN CIVIL “ANTARKOS – Apoyamos a Uruguay en la Antártida”

Noticias y eventos de este mes:
- Nueva directiva de la Asociación Antarkos
- 1º de diciembre de 1959 se suscribía el Tratado Antártico
- 15 de diciembre de 1911, Amundsen llega al Polo Sur.
- 22 de diciembre de 1984, se funda la Base Científica Antártica Artigas.

Nuevas autoridades de la Asociación Antarkos
“ANTARKOS – Apoyamos a Uruguay en la Antártida” ha efectuado el cambio de autoridades. La Comisión Directiva para el período 2007 – 2009 está integrada:
Presidente: Coronel (Nav.) (R) Prof. Bernabé GADEA.
Secretario: Contra Almirante (R) Oscar OTERO IZZI
Tesorero: Teniente Coronel Waldemar FONTES
Vocales: Dra. Silvia PERUGGIA; Dra. Esc. María del Rosario FERREIRO
Comisión Fiscal: Presidente: Leonardo LATORRE; Vocales: Sra. Silvia VILLAR y Prof. Sonia CABRERA.

FIRMA DEL TRATADO ANTÁRTICO.-
Una serie de países, ya sea por proximidad geográfica o por participación directa en descubrimientos de nuevos territorios, presentaron reclamos de soberanía en la Antártida, especificando fecha y ubicación del territorio reclamado:
Gran Bretaña 1908-1917 20º a 80ºW
Nueva Zelanda 1923 150ºW a 160ºE
Francia 1924 136º a 142E
Australia 1933 45º a 136º E y 142º a 160ºE
Noruega 1939 20ºW a 45ºE
Alemania 1939 5ºW a 17ºE
Chile 1940 53º a 90ºW
Argentina 1904-1939-1957 25º a 74ºW
Los intereses, enfrentados en casi todos los casos, desmintieron el tratamiento científico que pretendía dársele al tema, por lo que en la década del 50, Estados Unidos de Norteamérica convocó a una Conferencia Internacional que no llegó a concretarse. En cambio, desde julio de 1957 hasta febrero de 1958, se organizó el Año Geofísico Internacional, un programa de actividades científicas en la que participaron diversos países dejando de lado cualquiera aspecto político. 55 estaciones de investigación se instalaron en la Antártida e Islas Subantárticas, con gran despliegue de actividad. La colaboración entre naciones y a nivel científico provocó fuerte impacto en otros países que llevaron el tratamiento de la situación a las Naciones Unidas. El 3 de mayo de 1958 EEUU invitó a los gobiernos de Argentina, Australia, Bélgica, Chile, Francia, Japón, Nueva Zelanda, Noruega, Reino Unido, Sudáfrica y Unión Soviética, a aprobar un Tratado acerca de los problemas antárticos. Finalmente, el 1º de diciembre de 1959 fue suscrito el Tratado antártico por los doce países que participaron en la Conferencia, entrando en vigencia el 23 de julio de 1961.
7 de los 8 países reclamantes de soberanía, listados más arriba, (excepto Alemania), hicieron salvedad de sus reclamos, lo que constó en el documento.


15dic1911: SE ALCANZA EL POLO SUR GEOGRÁFICO POR PRIMERA VEZ.
- La primera década del siglo XX se caracterizó por una intensa fiebre por dominar de una vez por todas las regiones polares. Tanto el polo norte con el polo sur sufrían una y otra vez los intentos de coronación de diferentes expedicionarios de los más diversos orígenes. La lucha por el polo sur, en particular, se vio teñida de las más variadas narraciones de los grupos de hombres que buscaban infructuosamente la ruta al polo. Ernest Shackleton abandonó su objetivo el 4 de enero de 1909 a tan solo 180 km, del polo sur y fue el preámbulo de la famosa y no menos trágica carrera al polo sur de Amundsen y Scott.
En ese año 1909, el expedicionario noruego Roald Amundsen estaba preparando su tercer viaje a aguas árticas a bordo del “Fram”, cuando el norteamericano Peary colocó la bandera de su país en mismísimo polo norte, vencido de una vez por todas. La decisión de Amundsen fue inmediata: si no era el polo norte sería el polo sur; secretamente cambió el destino de su viaje sin siquiera confiárselo a sus patrocinadores, motivo por el cual fue censurado en su momento. Tan matemático fue el cálculo de Amundsen que una vez terminada la organización escribió: “Los hombres estarán de regreso de su viaje al polo sur el 25 de enero de 1912”, y efectivamente en esa fecha pusieron los pies en el “Fram”. Mientras tanto, Robert Scott preparaba su viaje desde Inglaterra. El “Fram” partió de Noruega a mediados de agosto de 1910 entrando al Mar de Ross el 1º de enero de 1911. Cuando el tiempo fue apropiado y quedaron atrás las temperaturas invernales de 56º bajo cero, que mataba a los perros y congelaba los talones de los expedicionarios, Amundsen comenzó su camino acompañado por sus compañeros Bjaaland, Hazle y Wisting, con cuatro trineos tirados por 13 perros cada uno y una sola tienda.
Cerca de las tres de la tarde del 15 de diciembre, los aparatos de medida indicaron que estaban en el exacto polo sur y allí clavaron un mástil e izaron la bandera de Noruega, dando a esa llanura el nombre de Tierra del Rey Haakon VII.
Por su parte, Robert Scott recién logró llegar el 16 de enero siguiente, pereciendo junto a sus camaradas mientras trataba de regresar a su buque.




FUNDACIÓN DE LA BASE CIENTÍFICA ANTÁRTICA ARTIGAS – 22 DE DICIEMBRE DE 1984:
En el año 1982 el Instituto Antártico Uruguayo estudiaba la problemática de la actividad uruguaya en la Antártida. Luego de valorar la situación, entró a considerar la posibilidad de encarar una campaña antártica aunque fuese por un corto período de tiempo.
Ante una invitación del Instituto Nacional de Nueva Zelanda, se designó al Teniente Coronel Omar PORCIÚNCULA para concurrir al área donde este país desarrollaba actividades en la Antártida, con la misión de recoger experiencias que permitieran elaborar los planes para la construcción de una base en el continente.

La primer misión oficial antártica del FAU 572 demostró que era posible establecer un flujo aéreo con la Isla Rey Jorge/25 de Mayo en las Shetland del Sur y la existencia de un área adecuada donde instalar la Base, camino elegido para intentar el ingreso como Miembro Consultivo del Tratado Antártico, con un margen razonable de éxito.
En la Brigada de Infantería Nº 5 se instaló el centro logístico a cargo de un Jefe de ese Comando. La misión era reunir y preparar los medios para su posterior envío a través de la F.A.U. a la isla.
Los recursos financieros no permitían cubrir toda la operación, por lo que fue necesario usar la imaginación para abaratar costos. Algunas cosas menores como herramientas, estufas, menaje, etc., se compraron en remates, las recicló y las puso en funcionamiento personal militar. No existían posibilidades de conseguir en el país trajes adecuados para un ambiente tan hostil y tampoco recursos para su adquisición. En la calle Colón se compraron los primeros equipos antárticos uruguayos: calzoncillos largos de franela, camisetas afelpadas, pantalones de franela negra, camisas de tartán, buzos gruesos de lana, medias de lana; se completó con botas cortas de infantería, sacón USA modelo 65 y capa Renner como abrigo, provistos estos por el Servicio de Intendencia del Ejército. La comida, también provista por dicho Servicio, consistía en ración de combate, queso y dulce de membrillo.
El equipamiento más pesado, caso de los módulos comprados en Nueva Zelanda, un tractor Ford 600, materiales de construcción y abastecimientos, fueron comprados y se embarcaron en Punta Arenas en el “Piloto Pardo”, de la Armada de Chile; un Oficial del Ejército, personal y técnicos viajaron en él con el mismo destino.
Los augurios no eran buenos y los comentarios generales sobre esta operación eran que estaban todos locos, que sucumbirían en el intento y que el fracaso sería el resultado final.
No existía gente con experiencia ni preparación para tan difícil misión; la dotación fue seleccionada a través del conocimiento personal del Jefe de la misma.
El contingente inicial estuvo integrado por:
Teniente Coronel Omar PORCIÚNCULA como Jefe de Dotación; Tenientes Coroneles Heber CAPPI y Eduardo TECHERA; Mayor Emilio ÁLVAREZ; Capitanes Jorge ROSALES y Daniel GORDILLO; Alfereces (Res.) Carlos PINASCO y Carlos SÁNCHEZ; Cabo 1º Derseo DA COSTA; Cabo 2º José COSTA; Soldado 1º Sergio CORRALES; Teniente 1º Médico Pier AVELINO; Arq. Carlos PISONI; Sr. Emiliano MARTÍNEZ, técnico electro-mecánico; Sr. Ferdinando GELMINI, mecánico.
Los primeros días del mes de diciembre de 1984 llegó el “Piloto Pardo” a la bahía donde se realizaría la descarga; después de no pocas dificultades, con el apoyo de una embarcación menor y una chata chilena, se logró poner el cargamento en la playa, distante unos 5 km. del lugar seleccionado para el emplazamiento. En un refugio improvisado con paneles para la construcción de los módulos y cajones, en la playa de la Base Marsh, los uruguayos capearon el temporal antártico y se deleitaron con el guiso de porotos enlatado templado en calentadores de alcohol individuales, a la espera que las condiciones mejorasen para realizar el traslado. El terreno no era propicio al ser época del deshielo y al no contar con vehículos adecuados, el trayecto hasta el lugar elegido se hizo por mar, en una embarcación neumática y un anfibio ruso de la Base Bellinghausen.
El 13 de diciembre se inició la construcción del primer módulo que serviría de dormitorio, comedor y sala de recibir visitas; enseguida se armó un galpón de uso general y depósito y otro más pequeño para ser usado como laboratorio.
En esa latitud y época del año hay luz solar prácticamente toda la noche, lo que permitió trabajar en cualquier horario.
El agua se extraía de un riacho de deshielo con una bomba que andaba poco y mal; se contaba con un solo generador que se apagaba en horas de descanso; los baños eran químicos.
El sábado 22 de diciembre de 1984 se izaron por primera vez las banderas patrias en los mástiles improvisados y se realizó una sencilla ceremonia de inauguración. Frente a éstos y dando la cara hacia el norte, donde estaba su patria, 17 uruguayos entonaron a viva voz en esa inmensa soledad el Himno Nacional; eran las 10 de la noche y el sol brillaba en todo su esplendor dando la bienvenida a este grupo de orientales.

Relato del Coronel Emilio ÁLVAREZ en la conferencia que brindó durante el 1er. Simposio sobre Actividades e Investigación Científica en la Antártida, organizado por el I.A.U. en noviembre de 2004.
El pasado viernes 5 de octubre de 2007, ANTARKOS distinguió con el título de PIONERO ANTÁRTICO a los fundadores de la B.C.A.A., entregando un diploma a ellos o sus descendientes.

Les invitamos a que visiten nuestra página web: http://www.antarkos.org.uy/
Deseamos a todos ustedes la mayor felicidad en estas fiestas tradicionales y un venturoso año 2008.

18 noviembre 2007

Comunicado de Antarkos del mes de noviembre 2007

ASOCIACIÓN CIVIL “ANTARKOS – Apoyamos a Uruguay en la Antártida”
COMUNICADO DEL MES DE NOVIEMBRE (II)



1. OFICIALES DE LA FUERZA AÉREA EN PATRIOT HILL.- Patriot Hill está ubicada en los 80º de latitud sur y 80º de longitud oeste; en línea recta desde Base ARTIGAS, 2.400 km. más cerca del polo sur. Cuando el Instituto Antártico Uruguayo planificó una “proyección al sur”, se decidió enviar una misión de exploración a este punto, conformada por un piloto, el Teniente Coronel (Av.) Daniel OLMEDO para conocer los aspectos del vuelo, y un meteorólogo, el Teniente Coronel Raúl ROMERO para estudiar las condiciones climáticas. Corría el mes de noviembre de 1994 cuando se hizo el traslado en el Hércules de International Network Adventure, una empresa privada canadiense que opera con turismo antártico en el área. Tienen montado en el lugar un pequeño campamento de carpas, pista de aterrizaje que carece de instrumentos, balizaje y torre de control. La comunicación con el piloto se hace desde tierra con un radio VHF, a través del cual se le van relatando las condiciones climáticas. La pista se marca con bolsas de basura de color naranja rellenas de nieve. En este vuelo el Teniente coronel OLMEDO permaneció pocas horas en Patriot Hill, pero ROMERO se quedó 35 días, tiempo en el cual hizo observaciones e informes meteorológicos para esta empresa. (del libro Paralelo 62º por Ana María de Salvo).

2. PLANIFICACIÓN DE LA PRIMERA MISIÓN ANTÁRTICA URUGUAYA.-
En noviembre del año 1983 se planificó el vuelo que determinaría la posibilidad de brindar apoyo logístico a una futura base antártica. Posteriormente, en diciembre, se afectó para esa misión al FAU 572, una aeronave Fairchild FH 227, al que se le realizaron las adaptaciones correspondientes para una travesía de las características planificadas.

13 noviembre 2007

El Secretario General de la ONU visitó la Antártida


Ban Ki-moon en la Base Artigas

9 de noviembre de 2007
Luego de participar en la XVII Cumbre Iberoamericana, el Sr. Ban Ki-moon, coreano, Secretario General de Naciones Unidas viajó a Punta Arenas y en un avión de la FACH, cruzó al base Frei (Tte. Marsh).
Luego, en uno de los carriers uruguayos, se trasladó a la Base Artigas (BCAA) y en un bote Zodiac se trasladó a la base coreana King Sejong. Posteriormente regresó al continente.
Ha sido el primer Secretario General en visitar la Antártida.
Su objetivo principal fue el de observar de primera mano las consecuencias del calentamiento global .

Cordialmente, Oscar Otero,
Presidente de ANTARKOS
olo03@adinet.com.uy

12 noviembre 2007

PRIMER REABASTECIMIENTO LOGÍSTICO POR MAR A LA BASE ARTIGAS

COMUNICADO DEL MES DE NOVIEMBRE 2007
ASOCIACIÓN CIVIL “ANTARKOS – Apoyamos a Uruguay en la Antártida”



El Pedro Cambpell en 1990, visto desde la Base Artigas.
Acuarela de Waldemar Fontes


El 27 de noviembre de 1990, siendo las 22 y 30 horas, de sirena abierta, vemos ingresar en Bahía Fildes al Pedro Campbell con su color anaranjado. Nosotros habíamos sacado los parlantes de nuestro equipo de música hacia el exterior del comedor y los sones de marchas militares llenaban el espacio; en nuestros mástiles flameaban las banderas de los Treinta y Tres, de Artigas y la Nacional, dando una colorida nota sobre el inmaculado blanco del glaciar Collins. Diez y media de la noche y estaba claro, era el mes de noviembre. Al ver ingresar el barco a la bahía, de inmediato lanzamos nuestra Zodiac al mar y con un Pabellón Nacional en la proa salimos al encuentro del mismo. Al acercarnos, los gritos de URUGUAY y VIVA LA PATRIA, salían de nuestra embarcación y eran respondidos por la tripulación formada en la banda. Estábamos asistiendo a un MOMENTO HISTÓRICO".
Narración del Mayor Néstor ROSADILLA, Jefe de la Base ARTIGAS. Del Libro PARALELO 62º, por la Lic. ANA MARÍA DE SALVO.

--o--

El R.O.U.”CTE.PEDRO CAMPBELL” era un buque clase barreminas, ex Armada de los EE.UU., incorporado a la nuestra en el año 1966. Posteriormente fue desclasificado como barreminas y clasificado como corbeta. Fue así que se pensó en él para cumplir la misión de reabastecimiento logístico por mar a la Base ARTIGAS. El Capitán de Fragata (C.G.) Julio DODINO era su Comandante y responsable del alistamiento del personal y del material.
El alistamiento del personal consistió en la realización de cursos sobre glaciología, navegación en zonas de hielo y meteorología, asistiendo Comandante y Oficial de Navegación, los que se realizaron en Buenos Aires a cargo de la Armada Argentina. En conjunto se analizaron las rutas de aproximación y las características particulares del CAMPBELL, poco calado, popa baja, proa recta, dos ejes.

El alistamiento del material se realizó enteramente con mano de obra nacional, contra reloj y “gastando lo mínimo posible”.
Se utilizaron los radares del ex 18 de Julio (destructor clase Dealey), desactivado, pero no entraban físicamente en el puente de mando y el palo no soportaba las antenas, casi nada;”agrandamos el puente y reforzamos el palo con una plataforma”. Fue necesario asegurar la circulación total por interiores y mejorar la calefacción:”pongan una caldereta (del 18 de Julio) en cubierta, dijo alguien y ello significó construir un local para ella, lo que nos permitiría llegar a la camareta de sub oficiales y por allí a la bodega y al servo motor, que eran los lugares que no tenían acceso directo por interiores; fácil y de ingenio”. El siguiente punto del alistamiento del material era idear una maniobra de carga y descarga y construir una embarcación apta para ello. “Si bien la capacidad de carga en bodega era de unas 30 toneladas, en realidad poco para el desplazamiento del buque, alcanzaba para cubrir las necesidades de la Base en ese momento. La donación de un jeep para uso en la Base ARTIGAS fue
determinante para la planificación de la embarcación necesaria para cumplir todo el operativo. Problema a resolver, desembarcar un jeep; como con lo único que podíamos moverlo era con la pluma del buque, el lugar de estiba tenía que estar a su alcance y descubrimos que la banda de babor ofrecía espacio suficiente y seguro para transportar el autito de los desvelos. La embarcación no debía ser muy pesada, no muy grande, marinera y ya que estamos, tampoco podía ser muy fea, pero por sobre todas las cosas segura, ni fuera que se nos cayera el bendito regalito”.

El viaje se inició un Día de la Armada, el 15 de noviembre de 1990, luego de la Parada Naval. Se llegó a Ushuaia para repostar combustible y esperar las condiciones meteorológicas para iniciar el cruce. “ El primer intento de cruce del Drake fue abortado casi de entrada; recuerdo que junto con el A.R.A. GURRUCHAGA partimos desde Ushuaia con la intención de realizar el cruce en compañía; ellos entraron por los canales argentinos mientras que nosotros salimos por el extremo del canal, es decir, con una separación de 25 a 30 millas náuticas. Estábamos navegando en un mar de aceite, cuando el otro Comandante me llama por radio y me dice que estaba capeando un temporal y que abortaba el cruce. Yo no entendía nada, aquí el mar es un plato y él capeando un temporal; miré a estribor y recuerdo que ví como unas garras blancas que corrían sobre el agua y el viento de clavó en 90 nudos y comenzó la diversión; pusimos rumbo general oeste – noroeste para acercarnos a la protección de tierra y luego enfilar al norte y guarecernos en Bahía Aguirre. Prácticamente fondeamos y levamos, al recibir información meteorológica favorable para intentar el cruce. Pusimos rumbo directo a la isla Smith, por ser la que entendimos sería la mejor derrota para alcanzar el objetivo. Alcanzamos la isla sin mayores inconvenientes, seguimos luego al noreste y arribamos a proximidades de Base ARTIGAS el 27 de noviembre a las 22.30”.

Fuente: Conferencia del C/N (C.G.) Julio DODINO durante el 1er. Simposio sobre actividades e investigación científica en la Antártida, organizado en noviembre de 2004 por el I.A.U.

email: olo03@adinet.com.uy

28 octubre 2007

Comunicado de la Asociación Antarkos - Octubre 2007

ASOCIACIÓN CIVIL “ANTARKOS – Apoyamos a Uruguay en la Antártida”
COMUNICADO DE OCTUBRE 2007

1. URUGUAY MIEMBRO PLENO DEL TRATADO ANTÁRTICO

7 DE OCTUBRE DE 1985.- El interés privado que despertó la Antártida en nuestro país, materializado a partir de 1961 con la creación de la Comisión Uruguaya de Cooperación Antártica, comenzó a desarrollar un crecimiento exponencial a partir de la oficialización del Instituto Antártico en 1975.
En 1983 Brasil logró su reconocimiento como Miembro Pleno, aspecto que incidió fuertemente en el pensamiento antártico nacional.
Se creó un grupo de estudio integrado por especialistas de la Cátedra de Derecho Internacional Público de la Facultad de Abogacía y el Ministerio de Relaciones Exteriores, el cual debería asesorar respecto a qué posición tendría que tomar nuestro país en relación a la Antártida.
¿Cuál sería la mejor estrategia? ¿Adherir al Tratado o apoyar el movimiento que proponía declarar a la Antártida como Patrimonio Común de la Humanidad?
Se definió la política a seguir, orientándola a lograr inicialmente la categoría de Miembro Adherente, lo que se concretó el 11 de enero de 1980 de acuerdo a lo dispuesto por el decreto-ley 14.971 de 14 de diciembre de 1979.
Esta adhesión, formulando expresa reserva de sus derechos, definió claramente el interés nacional e inició un camino dificultoso que debería finalizar con la obtención del reconocimiento como Miembro Pleno.
El propio Tratado establece en su Artículo IX-2 que se adquirirán los derechos “mientras dicha Parte Contratante demuestre su interés en la Antártida, mediante la realización en ella de investigaciones científicas importantes, como el establecimiento de una estación científica o el envío de una expedición científica”.
Esto determinó la trascendencia de instalar una base y formular proyectos científicos, requisitos insalvables para encarar la futura negociación.
En la reunión del año 1983 Uruguay tomó conocimiento del interés de China en solicitar su incorporación como Miembro Pleno. Se decidió aprovechar la oportunidad que esto generaba y a favor de la solicitud de China, en forma concurrente, presentar la de nuestro país.
Se comenzó rápidamente una ronda de consultas con los demás países miembros a efectos de sondear posiciones y evitar, si las hubiera, alguna objeción que pudiera afectar el consenso requerido.
EE.UU puso énfasis en definir la consistencia del programa científico presentado y países como Nueva Zelanda, Noruega y Australia se manifestaron a favor de la propuesta oriental.
China, que presentaría su solicitud junto con la de Uruguay, abrazó con beneplácito la iniciativa de nuestro país.
Chile y Reino Unido fueron los dos aliados más poderosos con que contó la posición oriental.
Finalmente ningún país hizo objeción a la ponencia uruguaya.
El 22 de diciembre de 1984 se inauguró la Base Científica Antártica ARTIGAS y comenzaron a desarrollarse los proyectos científicos; el camino estaba expedito.
La VI Reunión Consultiva Anual del Tratado Antártico se estaba llevando a cabo en la ciudad de Bruselas.
El viernes 7 de octubre de 1985, las delegaciones de China y de Uruguay aguardaban una señal, en el salón contiguo al que se estaba desarrollando el Plenario.
Las puertas se abrieron, se les invitó a pasar y fueron recibidos con los aplausos que significaban que ambos países habían sido aceptados como Miembros Consultivos del Tratado Antártico.
“OBSERVANDO que el 15 de abril de 1985 la República Oriental del Uruguay transmitió al Gobierno de los Estados Unidos de América, como Gobierno Depositario para el Tratado Antártico:
- una notificación de que la República Oriental del Uruguay se consideraba facultada para nombrar Representantes de acuerdo con el Artículo IX, párrafo 2 del Tratado, para participar en Reuniones relativas al Artículo IX, párrafo 1 del Tratado;
- una declaración de que la República Oriental del Uruguay cumplirá con las recomendaciones adoptadas en las reuniones consultivas y aprobadas por todas las Partes Contratantes autorizadas para asistir a las Reuniones en las cuales fueron adoptadas, mientras se las examinaba de acuerdo con sus procedimientos constitucionales, con miras a aprobarlas en su debido término y que se propone otorgar la debida consideración a las Recomendaciones que aún no se han hecho efectivas, con miras a aprobarlas en su término; e
- información relativa a sus conexiones históricas con la exploración antártica provenientes de la proximidad con la Antártida, su cooperación con las expediciones de los Países Consultivos, la organización y coordinación de sus actividades antárticas, sus programas científicos y actividades en la Antártida y sus futuras actividades planificadas.
OBSERVANDO que el 14 de diciembre de 1984 la República Oriental del Uruguay estableció la Base Antártica Científica ARTIGAS en la Península Fildes, Isla Rey Jorge Islas Shetland del Sur, LAT 62º10’S, LONG 58º50’W; que la Estación tuvo un contingente de 23 personas; que tiene sólidos planes para iniciar una ocupación permanente de la Estación en la temporada 1985-1986; que se iniciaron programas en meteorología, biología litoral y costera, estudios sobre krill y poblaciones de pingüinos;
OBSERVANDO que la República Oriental del Uruguay intenta continuar programas meteorológicos y de biología marina; que intenta adquirir una embarcación adecuada para el trabajo antártico; que proyecta establecer una segunda estación cuyo asentamiento se propones consultar a los Países Consultivos con mayor experiencia en el área y que sus futuros programas científicos, además de los ya iniciados, incluirán programas geofísicos, médicos y de estudios humanos;
DECLARAN tener conocimiento que la República Popular China y la República Oriental del Uruguay han cumplido los requisitos establecidos por el Artículo IX, párrafo 2 del Tratado Antártico y que, en consecuencia, y mientras continúen demostrando su interés de acuerdo al Artículo IX párrafo 2 del Tratado, están autorizados para nombrar Representantes para participar en las reuniones consultivas estipuladas en el Artículo IX párrafo 1 del Tratado; y por lo tanto dar la bienvenida cordialmente a la República Popular China y a la República Oriental del Uruguay como participantes en tales Reuniones”.

Extractado de las conferencias brindadas por el General Ricardo GALARZA en ocasión del 1er. Simposio sobre Actividades e Investigación Científica en la Antártida y por el Capitán de Navío Aldo FELICI en ocasión del 2º Simposio, organizados ambos por el I.A.U. en noviembre de 2004 y octubre de 2005 respectivamente.


2. CEREMONIA POR EL DÍA DE LA ANTÁRTIDA.-

El pasado viernes 5 de octubre ANTARKOS llevó a cabo – en el salón de conferencias de la Escuela Naval - la ceremonia conmemorativa del Día de la Antártida y cierre de la SEMANA DE LA ANTÁRTIDA 2007. Contó con la presencia del Sr. Comandante en Jefe del Ejército Teniente General Jorge Rosales, la Inspectora General Docente de Enseñanza Secundaria Ins. Ilda Surraco, el Sr. ex Presidente de la República Dr. Luis Alberto Lacalle, ex Presidentes del Instituto Antártico Uruguayo, ex Jefes de la Base Artigas y del ECARE, Presidente y Directivos de la Asociación Antártica Uruguaya. Fue elegida la oportunidad para hacer entrega del premio del Concurso de Conocimiento Antártico, viaje y estadía en Base Artigas, a la alumna del 4º año del liceo de Solymar María Soledad Verrastro Pérez; los premios del Salón de Fotografía Antártica a sus ganadores, Adolfo Marqués, Nicolás Romano y Raúl Estévez.
ANTARKOS distinguió con la designación de PIONERO ANTÁRTICO a las siguientes personas, haciéndoles entrega de un diploma a ellos o a sus descendientes:
- Teniente de Navío Ruperto Elichiribehety Arhancet, Jefe de la Misión al Sur en junio de 1916 al rescate de los expedicionarios de Ernest Shackleton; recibieron sus nietos.
- Capitán de Navío Héctor Bomio y Capitán de Navío Rúben Varela (f) recibieron la viuda de éste y sus hijos: a 50 años de su participación en la 21º Misión Antártica Argentina y cruce del Círculo Polar Antártico.
- Coronel (Av) Roque Aíta: a 25 años de su viaje al Polo Sur colocando allí el pabellón nacional; Jefe de la Primera Misión Antártica Uruguaya en enero de 1984.
- Coronel (Nav) Bernabé Gadea: a 25 años de su viaje del Polo Sur colocando allí el pabellón nacional; integrante de la Primera Misión Antártica Uruguaya en enero de 1984; constructor y fundador de Base Artigas en diciembre de 1984.
- Integrantes de la Primera Misión Antártica Uruguaya en enero de 1984: Coronel (Av) Eduardo Aguirre, Coronel (Av) Jorge Méndez(f) recibió su viuda, Coronel (Av) Athos Pallas, Capitán de Navío (CG) Mario Fontanot, Coronel (Nav) Delco Almada, Coronel Omar Porciúncula(f) recibió su viuda, Dr. José Pedro Dragonetti, Dr. Roberto Puceiro, Lic. Alberto Márquez, S/O/M(At) Arol Sánchez(f) recibieron su viuda y su hijo, S/O/M (At) Antonio Ferrari.
- Constructores y fundadores de Base Artigas en diciembre de 1984: Coronel Omar Porciúncula(f) Jefe de Misión y primer Jefe de Base recibió su viuda, Teniente General Jorge Rosales, Coronel Heber Cappi, Coronel Eduardo Techera, Coronel Daniel Gordillo, Coronel Emilio Álvarez, Mayor Carlos Pinasco, Cabo Derseo Da Costa, Cabo José Ramón Costa, Sr. Emiliano Martínez, Sr. Ferdinando Gelmini.
- Presidente del Instituto Antártico Uruguayo al momento de la fundación de Base Artigas, General Ricardo Galarza.
- Jefe del Primer Proyecto Científico Antártico Uruguayo, Dr. Balbino Álvarez, enero de 1985.

www.antarkos.org.uy
email: olo03@adinet.com.uy

04 octubre 2007

Muestra de Geología Antártica en Montevideo

Por la presente invitamos a usted a visitar el Día del Patrimonio el próximo Sábado 6 de octubre de 2007, entre las 10 y las 17 horas nuestro Museo Geominero que cuenta con una muestra de Geología Antártica (en formación) donde se expondrán los trabajos cartográficos que se han venido realizando en sucesivas campañas antárticas desde el año 1985 a la fecha. También se podrá apreciar una maqueta de la Península Fildes con la ubicación de las diferentes bases.
Agradeciendo desde ya la difusión que le pueda dar a esta invitación entre los interesados en la temática antártica, se despide de usted atte.

Lic. Nestor Baumann y Prof. Fernando Tabó
Museo Geominero del Uruguay
DI.NA.MI.GE. - MIEM.
calle: Hervidero 2861 - Montevideo, Uruguay
Tel: (598-2) 200 1951 al 53 interno 149
email: museogeominero@dinamige.miem.gub.uy
web: www.dinamige.gub.uy

24 setiembre 2007

RESULTADOS DEL SALÓN DE FOTOGRAFÍA ANTÁRTICA 2007


PREMIO REVISTA URUGUAY NATURAL, $3.000 Y DIPLOMA: ADOLFO MARQUÉS, “SOBREVIVIR”

PREMIO REVISTA NAVAL, $ 2.000 Y DIPLOMA: NICOLÁS ROMANO, “PIONEROS”

3ER, PREMIO, $ 1.000 Y DIPLOMA: RAÚL ESTÉVES, “EL PAISAJE ANTÁRTICO Y SU NATURALEZ VIVA”

1ª MENCIÓN ESPECIAL DIPLOMA: FRANCO TEIXEIRA, “LÍQUEN”

2ª MENCION ESPECIAL DIPLOMA: JUAN E. HUDSON, “AMANECER ANTÁRTICO”

3ª MENCIÓN ESPECIAL DIPLOMA: FÉLIX MORENO, “UN FRÍO HORIZONTE”

4ª MENCIÓN ESPECIAL DIPLOMA: LEWIS SABOREDO, “LA PINGÜINERA”

5ª MENCIÓN ESPECIAL DIPLOMA: AGUSTÍN PAOLINO, “LOS RÍOS DE COLOR PÚRPURA”

6ª MENCIÓN ESPECIAL DIPLOMA: VALERIA NOVO, “UN VERANO DIFERENTE”

7ª MENCIÓN ESPECIAL DIPLOMA: GUILLERMO RODRÍGUEZ, “PROA AL FIN DEL MUNDO”

8ª MENCIÓN ESPECIAL DIPLOMA: JUAN E. HUDSON, “ATARDECER HELADO”

9ª MENCIÓN ESPECIAL DIPLOMA: GERVASIO SAGASETA: “DESPEGUE”

10ª MENCIÓN ESPECIAL DIPLOMA: RAMIRO GONZÁLEZ, “AMANECER”

Ver las fotos premiadas
Asociación Antarkos
consultas al email: olo03@adinet.com.uy

RESULTADO DEL CONCURSO DE CONOCIMIENTO ANTÁRTICO 2007

La Comisión Directiva de la Asociación Civil “ANTARKOS-Apoyamos a Uruguay en la Antártida” agradece a los Alumnos participantes por el interés en una temática que nos es tan poco conocida a casi todos los uruguayos y hace llegar su más profundo reconocimiento a los Docentes que alentaron y guiaron los trabajos.
El Jurado estuvo integrado por el Cnel.(Nav) Prof. Bernabé Gadea, la Prof. Carmen Romero y la Srta. Alejandra Márquez.
La ganadora del Concurso del Conocimiento Antártico 2007 fue:

MARÍA SOLEDAD VERRASTRO PÉREZ,
alumna de 4º año del liceo de Solymar.
En referencia a las preguntas 22 y 36 decidieron considerar correctas cualquiera de las opciones a y c.
Pregunta 22: quien reguló las patentes de pesca de ballenas en el Atlántico Sur fue el Apostadero Naval de Montevideo, de quien dependía la Real Compañía de Maldonado, no el Apostadero de Maldonado. Dado que no era posible, de acuerdo a la redacción y a la presentación de la información en la web, decidir adecuadamente la opción, se consideró aceptadas a y c.
Pregunta 36: en esta pregunta la información de la web y libros de consulta llevaba a que fueran correctas las dos opciones, a y c.

SEUDÓNIMO Y PREGUNTAS CONTESTADAS INCORRECTAMENTE
FRUTILLITA…………….40 CORRECTAS…..GANADORA
JUJE………………………….39; incorrecta 25
RALLY……………...................39; 23
MAGGIE…………………………39; 36
VALE……………………………..38; 22 y 33
FREEZING………………………38; 15 y 33
HIELO……………………………38; 15 Y 33
CACHIITA……………………….38; 15 y 33
RUSO……………………………38; 12 y 33
PINGÜINO EMPERADOR…… 38; 22 y 33
GOBLIN…………………………37; 15, 33 y 36
LIONAR………………………….37; 25, 27 y 33
CHUQUI…………………………37; 15, 33 y 36
LUZMILAB………………………37; 15, 33 y 36
PAC – MAN……………………..37; 25, 27 y 33
PEKA…………………………….37; 25, 27 y 33
DIVINE…………………………..37; 15, 26 y 33
AMUNDSEN…………………….37; 36; 37 y 39
LAMARYLEN 1…………………37; 6, 15 y 25
NACHO…………………………..37; 25, 27 y 33
HOBBITS………………………..37; 15, 25 y 40
ESTRELLITA…………………….37; 15, 33 y 36
SONIC……………………………36; 14, 30, 32 y 33
POCHI……………………………36; 6, 15, 30 y 40
FAU 572………………………….36; 2, 12, 25 y 33
TWETY……………………………36; 14, 30, 32 y 33
TOTO……………………………..36; 14, 30, 32 y 33
AMISS……………………………35; 6, 15, 25, 30 y 40
JUMPINGTT…………………….35; 14, 25, 27, 30 y 33
YUYA…………………………….35; 6, 15, 25, 30 y 40
AQUILES…………………………34; 12, 15, 18, 25, 36 y 37
CUFF……………………………..34; 12, 15, 18, 25, 36, y 37
MELU…………………………….34; 12, 15, 18, 25, 36 y 37
TYTU……………………………..33; 12, 14, 15, 19, 25, 30 y 40
CHOLO…………………………..33; 6, 7, 21, 26, 29, 30 y 33
ICY………………………………..33; 6, 7, 21, 26, 29, 30 y 33
PRESI…………………………….27; 1, 4, 6, 12, 15, 17, 18, 19, 20, 22, 26, 27 y 32
POPI………………………………22; 3, 4, 6, 12, 15, 16, 17, 19, 24, 25, 26, 29, 30, 31, 32, 33, 34 y 35
C…………………………………..20; 1, 2, 3, 4, 5, 6, 8, 9, 14, 15, 16, 17, 18, 26, 27, 31, 33, 38, 39 y 40
MAXI……………………………...16; 1, 3, 4, 5, 6, 8, 9, 12, 15, 16, 18, 21, 22, 24, 26, 27, 29, 31, 32, 33, 34, 35, 37 y 39

Aclaración didáctica: se puede ver un factor común que es la pregunta 33: La Estación Meteorológica de Base Artigas remite la información a la Dirección Nacional de Meteorología, de quien depende y ésta a la Organización Meteorológica Mundial.

Por consultas dirigirse al mail olo03@adinet.com.uy

19 setiembre 2007

Comunicado de la Asociación Antarkos - Setiembre 2007

COMUNICADO DE LA ASOCIACIÓN CIVIL “ANTARKOS-Apoyamos a Uruguay en la Antártida”
SETIEMBRE DE 2007

SEMANA DE LA ANTÁRTIDA 2007

ANTARKOS organiza anualmente la SEMANA DE LA ANTÁRTIDA, con eje en el Día de la Antártida – 7 de octubre – con el objetivo de promover la difusión de las actividades que científicos uruguayos, apoyados por las Fuerzas Armadas, realizan en el Continente Blanco en forma ininterrumpida desde hace 23 años.
En el marco de esta SEMANA y con patrocinio del Instituto Antártico Uruguayo y el Consejo de Enseñanza Secundaria, se ha llevado a cabo un “Concurso de Conocimiento Antártico” para estudiantes de secundaria (1º a 4º año); el premio para el ganador es un viaje y estadía en la Base Científica Antártica Artigas en compañía de un adulto.
Para promover los valores estéticos de la Antártida se desarrollará el Salón de Fotografía Antártica 2007, habiéndose recibido más de ochenta obras que serán juradas por artistas de la talla del Sr. Héctor Testoni.
Este Salón es patrocinado por la Revista Uruguay Natural y por la Revista Naval.

Los días martes 2 y jueves 4 de octubre 2007 a las 18 horas, en el salón de conferencias de la Escuela Naval, habrá un ciclo de ocho disertaciones referidas al Sistema del Tratado Antártico en su relación con el medio ambiente, el ser humano en la Antártida, dos uruguayos en el polo sur, geografía antártica, al rescate de la historia antártica, la primer misión uruguaya, la fundación de Base Artigas y de la Estación Científica en la Península Antártica.
Cerrando la SEMANA, el viernes 5 a las 18 horas, en el mismo lugar, se desarrollará la Ceremonia de Clausura, entregando los premios al ganador del Concurso de Conocimiento y a los ganadores del Salón de Fotografía. Asimismo, ANTARKOS reconocerá a las personas que marcaron hitos en el relacionamiento histórico de Uruguay y la Antártida, distinguiéndoles como PIONERO ANTÁRTICO.
www.antarkos.org.uy

31 agosto 2007

Salón de Fotografía Antártica 2007


SEMANA DE LA ANTÁRTIDA 2007
SALÓN DE FOTOGRAFÍA ANTÁRTICA


La Asociación Civil sin fines de lucro “ANTARKOS – Apoyamos a Uruguay en la Antártida”, con el patrocinio del Instituto Antártico Uruguayo, la Revista Uruguay Natural y la Revista Naval, organiza el “Salón de Fotografía Antártica 2007” y llama a concurso para el mismo, sobre las siguientes bases:

PARTICIPANTES
  • Pueden participar todos los ciudadanos nacionales y extranjeros de probada residencia en el país.
  • Los miembros del Jurado no pueden intervenir en el concurso.

DE LAS OBRAS
  • Las obras deben tener como tema lo antártico, sea paisaje, elementos de factura humana dedicados a actividades relacionadas con lo antártico en su sentido más amplio, así como la figura animal y la humana dedicada a actividades de la misma índole.
  • Se concursa en una sola categoría, pudiéndose presentar ampliaciones en color o en blanco y negro.
  • Las obras pueden ser obtenidas tanto por equipos tradicionales, como con cámaras digitales, sin manipulación de los contenidos por medio de cualquier tipo de programa informático idóneo.
  • Las obras deben tener un tamaño de 20 x 25 cms., montadas en passpartout cuyas medidas externas sean de 40 x 45 cm. No se admiten obras que se presenten fuera de las normas especificadas.
  • Solamente se aceptan obras inéditas.
  • No hay límite para la cantidad de obras presentadas por cada concursante.

IDENTIFICACIÓN
  • Al dorso de cada obra debe figurar el título de la obra y el seudónimo del autor.
  • En sobre cerrado e identificado por el seudónimo y el número de fotos presentadas, se colocan los negativos en buen estado de preservación, o el respaldo digital en CD, cuando corresponda, constando: nombres y apellidos completos, domicilio, un teléfono para comunicaciones, fax y correo electrónico en caso de poseer y cédula de identidad.
  • Para profundizar en el aspecto de divulgación cultural, objetivo de ANTARKOS, se solicita incluir dentro del sobre, la información sobre el lugar donde fue tomada la foto y la fecha aproximada. Esto no es requisito del Concurso.

RECEPCIÓN
  • Las obras se reciben en el Departamento de Relaciones Públicas del Instituto Antártico Uruguayo, Av. 8 de Octubre 2958, entre el 17 y el 21 de septiembre de 2007, en el horario de 09.00 a 13.00.
  • Contra recibo de las obras, la Asociación ANTARKOS extenderá un documento que deberá presentarse para el posterior retiro de las mismas. Los gastos de envío corren por cuenta de los participantes.

JURADO
Un Jurado de admisión y calificación discernirá la aceptación o rechazo de las obras y los premios a ser otorgados, en función de:
  • su ajuste a las bases del presente llamado,
  • la corrección técnica de las obras,
  • los valores estéticos y plásticos,
  • el espíritu que anima a este llamado a concurso.
Estará integrado por un delegado de ANTARKOS que lo presidirá y dos fotógrafos de prestigio en nuestro medio.
  • El Jurado tiene derecho a declarar desierto cualquiera de los premios.
  • El fallo del Jurado es inapelable.
  • El fallo del Jurado se difundirá el día 26 de septiembre de 2007.

PREMIOS
• 1er. Premio: diploma que lo acredita y $ 3.000 (tres mil pesos).
• 2do. Premio: diploma que lo acredita y $ 2.000 (dos mil pesos).
• 3er. Premio: diploma que lo acredita y $ 1.000 (mil pesos).
• Menciones de honor: diploma, hasta diez.

EXPOSICIÓN
  • Las obras premiadas se expondrán durante la “Semana de la Antártida 2007”, en el Salón de Conferencias de la Escuela Naval, los días 2, 4 y 5 de octubre entre las 17.00 y las 20.30 horas.
  • El 5 de octubre a las 18.00 horas, en el mismo lugar y en acto público, se hará la entrega de los premios adjudicados.

RETIRO DE LAS OBRAS
  • Las obras no premiadas en el concurso podrán retirarse del Departamento de Relaciones Públicas del Instituto Antártico Uruguayo hasta el 30 de noviembre de 2007.
  • Pasado el plazo de retiro de las obras, ANTARKOS podrá disponer de las mismas.

DISPOSICIONES GENERALES
  • Toda cuestión no comprendida en las presentes bases será resuelta por el Jurado.
  • La presentación de las obras en el “Salón de Fotografía Antártica 2007” supone el conocimiento y la aceptación de las presentes bases del concurso por parte de los participantes.
  • Las obras a las que se les adjudiquen los Premios antes detallados quedarán en propiedad de ANTARKOS, que podrá disponer de las mismas para cumplimentar sus compromisos de relaciones públicas y cumplir los objetivos de la Asociación, identificando su título y autor en cada caso.

Asociación “ANTARKOS – Apoyamos a Uruguay en la Antártida”
Asociación Civil P.J. N° 8439
Av. 8 de Octubre 2958
Tels.600 02 51
email: presidente@antarkos.org.uy
www.antarkos.org.uy

16 agosto 2007

Comunicado del Mes de Agosto de 2007

El FAU 591 con la tripulación del Primer vuelo de invierno de Uruguay a la Antártida, el 17 de agosto de 1999.


ASOCIACIÓN CIVIL ”ANTARKOS – Apoyamos a Uruguay en la Antártida”

1.”EXPEDICIÓN NACIONAL ANTÁRTICA” – 1901.-
El proyecto de enviar a las regiones australes una expedición inglesa de envergadura llevaba ya varios años de preparación; la Royal Society y la Royal Geographical Society se interesaron en el asunto. Luego de recaudar dinero el proyecto tuvo su nombre, “Expedición Nacional Antártica”. Se construyó un buque especial de madera tipo ballenero, el “DISCOVERY”, cuya elección posteriormente se encontró muy acertada. Al mando de la nueva empresa estuvo el Capitán Robert Falcon Scott, zarpando el 6 de agosto de 1901 rumbo a Nueva Zelanda, desde donde en la víspera de Nochebuena comenzaron la navegación hacia el Continente Blanco.

2. EL APOSTADERO DE MONTEVIDEO – 1776.-
Pasada la segunda mitad del siglo XVIII podemos apuntar un cambio valorativo respecto a las zonas “del lejano sur”, que estaban incluídas dentro de los territorios americanos bajo dominio del Imperio Español. El protagonismo político – económico que tomaron respondió a la ocupación británica de Malvinas, donde John Mac Bride había fundado Port Egmont en enero de 1766. La soberanía en peligro generó la alarma que resultó en la organización y envío de una expedición al mando del General de la Armada Juan Ignacio de Madariaga, con destino a forzar la evacuación de los ingleses, teniendo como consecuencia, además del éxito de la misión, la instrumentación, en los hechos, del Apostadero Naval del Atlántico Sur. El Apostadero de Montevideo, desde el 9 de agosto de 1776, fue base de defensa de la región, responsable de la vigilancia de las posesiones españolas, tuvo bajo su dependencia las Islas Malvinas y las desoladas tierras patagónicas, así como el pasaje del Atlántico al Pacífico. Cuando los establecimiento patagónicos se concretaron, Montevideo funcionó - en conexión con Buenos Aires y España – satisfaciendo las necesidades de víveres, medicamentos, herramientas de trabajo, armas, sacerdotes, médicos, soldados, etc. Posteriormente se observó la ventaja del puerto de Maldonado y la Real Compañía le convirtió por un lado en base de actividad pesquera y por otro en centro de aprovisionamiento, transporte, intercambio y comercio desde y hacia la costa patagónica y desde y hacia la península. Todas las actividades que se originaban en el Río de la Plata y que controlaba el Apostadero Naval en relación directa con la explotación de la fauna marina de los océanos Atlántico sur occidental y Antártico, derivaron en el descubrimiento físico de la Antártida.
De la conferencia brindada por la Lic. Cristina Montalbán, durante el 1er. Simposio sobre Actividades e Investigación Científica en la Antártida, organizado por el I.A.U., en octubre de 2004.

3. INVERNADA DE RICHARD BYRD - 1934.-
En la segunda expedición de Byrd (1933-1935), se emplearon los elementos auxiliares más modernos buscando los mejores resultados en los aspectos científicos, geográficos, climáticos. Este explorador pasó el invierno del año 1934 en Advance Base, una vivienda construída especialmente en latitud 80º8’ sur, a 200 km. de la base general Little America; residió allí durante siete meses de los cuales cuatro y medio lo hizo totalmente solo. El material era incombustible; paredes de 10 cm. de espesor de delgadas planchas de madera entre las que había kapok – fibra sedosa del árbol de ceiba – con el interior recubierto en lona también incombustible. Era espaciosa y contaba con todo lo necesario. El 28 de marzo de 1934, bajo una fuerte tormenta, Byrd despidió a los hombres del tractor que habían levantado Advance Base diciéndoles: “Pase lo que pase pensad que yo en esta caseta estoy en mejor situación de la que estaríais vosotros en el caso de una travesía antes de tiempo por la barrera de hielos. Os repito una vez más la orden de no venir hasta que haga un mes que el sol haya reaparecido”. Los compañeros de Byrd se volvieron a reunir con su jefe en el mes de agosto; cuando acudieron a la cita en Advance Base se encontraron con un hombre debilitado, al borde de la muerte por causa de los escapes de gas de la cocina sucedidos a principios de junio; una sombra que apenas podía mantenerse en pie. “Cuando el 10 de agosto volvimos a ver a Byrd, era éste sólo la sombra del hombre que se despidiera de nosotros; sin embargo, a pesar de su enflaquecimiento y de sus mejillas hundidas, nos invitó con un plato de sopa caliente en el tono de quien nos hubiese saludado la víspera”. Años después, Byrd publicó un libro titulado “ALONE”:”Una parte de mi mismo se quedó para siempre en el grado 80 de latitud sur. Allí dejé la juventud, la vanidad, la incredulidad. En cambio me llevé de allí algo que antes no había poseído: el aprecio por la vida y por sus valores humildes. Todo esto ocurrió hace cuatro años. El caos del mundo no ha podido hacer variar en mí esa nueva manera de sentir y de pensar. Ahora vivo sencillamente, disfrutando de la paz del alma…El hombre sólo se vuelve sabio cuando se da cuenta que no es irremplazable”.
Narraciones de 1 y 3 tomadas del libro “Paralelo 62º”, por la Lic. Ana María De Salvo.

4. EL PRIMER VUELO EN INVIERNO – 1999.-
Por el Cnel.(Av) Miguel A.Dobrich.
Hace ocho años, por estas fechas, estábamos reunidos en Operaciones del Escuadrón Aereo Nº 3 (Transporte) planificando la primera operación que realizaría la Fuerza Aérea Uruguaya en la Antártida durante los meses de invierno. Esta operación se había planteado como un desafío para las tripulaciones que operaban los C-130 B y realmente no todos los Comandantes que los operaban estaban seguros de que esto fuera posible con el modelo de C-130 que poseíamos.
Es cierto que para algunas condiciones que se nos podían presentar, el avión estaba fuera de las gráficas de operación segura y de ahí las dudas. De todas maneras luego de cambiar ideas y de recibir las siempre valiosas colaboraciones de operadores de Fuerzas Aéreas amigas, se decidió realizar el vuelo. Los inconvenientes que se nos presentaron en comparación con las dificultades que tuvieron que enfrentar aquellas primeras tripulaciones pioneras, las cuales se expusieron a grandes riesgos a bordo de aeronaves que no estaban diseñadas para esas tareas, no eran tan importantes.
Tuve la fortuna y el honor de haber sido designado como piloto al mando de este primer vuelo, que además, operó bajo órdenes del Sr. Tte. Gral. (Av.) José Pedro Malaquín, Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea Uruguaya. El 16 de agosto de 1999 decoló el C-130 matrícula FAU 591, con destino a la ciudad de Punta Arenas (Chile) tripulado por el Piloto Comandante Tte. Gral. José Pedro Malaquín, el Piloto Principal Tte. Cnel. Miguel A. Dobrich, los Pilotos Tte. Cnel. Pablo Tarabal y Tte. 1º Fernando Bideau, los Navegantes Tte. 1º Ramiro Pose y Tte. 1º Daniel Sánchez, los Ingenieros de vuelo Inst. At. Raul Parapar y Richard Chaure, los Supervisores de carga aérea Inst. At. Ricardo Agüero y Cbo. 2º Ernesto García, el Mecánico de vuelo At. 1º Neil Ganicoche y los tripulantes extras Cnel. (Av) Washington Odella, Tte. Cnel. Alvaro González, Tte. Cnel (Av) Darwin Sota, Cap. Hugo Moreira, Cap. G. Rodriguez y el Alf. (SA) Dr. Joaquín Suárez.
Ese día pernoctamos en Punta Arenas y al día siguiente, 17 de agosto, a las 7 de la mañana (noche cerrada), nos dirigimos nuevamente al aeropuerto Carlos Ibáñez para recaudar la información meteorológica y de pista en la Antártida, con el objetivo de realizar el primer cruce. En esta altura del año el sol sale a las 10 hs y se oculta a las 16 hs. lo que constituía un obstáculo más para realizar el cruce ya que éste se realizaría únicamente durante las horas de sol. El clima nos fue favorable y aunque el viento se encontraba algo fuerte en el aeropuerto Marsch, (en la Isla Rey Jorge o 25 de Mayo) decidimos intentar a las 8 de la mañana el primer cruce. A las 10:15 el C- 130 posó sus ruedas sobre la pista antártica. El día, a pesar del intenso frío, estaba espectacular. Algunas nubes bajas nos obligaron a realizar una aproximación instrumental VOR – DME para la pista 29, sobrevolando, antes de aterrizar, la base rusa Bellinghausen y la base chilena Villa Las Estrellas.
Hasta el momento de tocar pista, la forma de operar el avión no había tenido gran diferencia a una operación normal, pero luego de aplicar los frenos aerodinámicos el control direccional del avión resultó absolutamente diferente, parecía que estábamos patinando o efectivamente estábamos patinando. Absolutamente perdido el control de la dirección comenzamos a operar la aeronave para poder controlar la dirección y realizar así una detención segura.
Esta fecha, el 17 de agosto, tiene dos grandes significados para mi. Primero porque es la fecha en que la Fuerza Aérea Uruguaya realizó su primer aterrizaje en la Antártida durante la estación de invierno, pero cobra mayor importancia porque este día cumplía años mi padre, hoy fallecido.

5. URUGUAY EN LA C.C.R.V.M.A. – 1996.-
Nuestro país había adherido a la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos. El 26 de agosto de 1996, durante la reunión anual en la sede de Hobart (Tasmania), Uruguay fue aceptado como Miembro Contratante con voz y voto. Esto le habilitó a la explotación de una cuota de pesca de merluza negra, notothenias, pez hielo, krill, calamar y otros peces, en la zona austral bajo el control de la Comisión.

6. FUNDACIÓN DEL ORGANISMO OFICIAL “INSTITUTO ANTÁRTICO URUGUAYO – 1975.-
El artículo 103 de la ley 14.416 del 28 de agosto de 1975 cometió al Ministerio de Defensa Nacional la integración y funcionamiento del Instituto que tendría como objetivo formular, efectuar investigaciones y exploraciones científicas, tecnológicas y de servicio en la Antártida, al sur del paralelo de 60º de latitud sur. Queda delimitado el ámbito de competencia del Instituto a: -“contribuir a desarrollar el interés del país por la Antártida”; -“constituir grupos de trabajo científico con científicos, investigadores, técnicos y especialistas de entidades públicas o privadas altamente calificados”; -“constituir grupos de trabajo por disciplinas, con uno o más miembros de entidades públicas o privadas”; -“coordinar la participación del país en las actividades científicas que se desarrollen en el continente antártico”. El I.A.U. está dirigido por un Consejo Directivo integrado por dos delegados de Ejército, Armada y Fuerza Aérea; un delegado de los Ministerios de Relaciones Exteriores y de Educación y Cultura. La Presidencia del Consejo Directivo la desempeña durante dos años un Oficial General o Almirante, delegado de su Fuerza.

7. ASOCIACIÓN CIVIL “ANTARKOS – Apoyamos a Uruguay en la Antártida” – 2000.-
El 28 de agosto de 2000 el Ministerio de Educación y Cultura otorgó la personería jurídica 8439 a la Asociación Civil “ANTARKOS – Apoyamos a Uruguay en la Antártida”, que había sido fundada diez meses antes.

01 agosto 2007

Cuestionario para el Concurso del Conocimiento Antártico 2007

A partir del 1º de agosto de 2007, se ha publicado el cuestionario con las preguntas a responder para participar del Concurso del Conocimiento Antártico 2007.



Las Bases del Concurso y la información para las respuestas están disponibles explorando nuestro sitio web http://www.antarkos.org.uy/



Ver más información aquí

Asociación Antarkos

13 julio 2007

Semana de la Antártida 2007

Estamos preparando la Semana de la Antártida 2007, la que se desarrollará entre el 1 y el 5 de octubre en la Escuela Naval que está celebrando sus 100 años; planificamos un Concurso de Conocimiento Antártico y un Salón de Fotografía, más un ciclo de conferencias para el liceo militar, bachillerato naval y varios liceos.

Seguiremos informando
Ver las bases del concurso

Consultas al email: olo03@adinet.com.uy

09 julio 2007

Comunicado de Antarkos, julio 2007

COMUNICADO DE LA ASOCIACIÓN CIVIL “ANTARKOS - Apoyamos a Uruguay en la Antártida”
JULIO DE 2007

1. PRIMERA REUNIÓN CONSULTIVA DEL TRATADO ANTÁRTICO.-
El Tratado Antártico suscrito en Washington el 1º de diciembre de 1959, entró en vigor el 23 de junio de 1961, garantizando el uso de la Antártida con fines pacíficos, la no militarización de la zona, su desnuclearización y la más amplia libertad de efectuar investigaciones científicas conforme a patrones establecidos en el Año Geofísico Internacional. El mecanismo del Tratado Antártico funciona en base a Reuniones Consultivas (RCTAs en español – ATCMs en inglés Antartic Treaty Consultative Meetings) donde se congregan los Miembros Consultivos y No Consultivos con el fin de intercambiar informaciones, efectuar consultas y, sobre todo, considerar y recomendar medidas para promover los principios y objetivos del Tratado. El párrafo 1 del artículo IX del Tratado fijó como sede de la primera reunión la ciudad de Canberra, Australia, teniendo lugar efectivamente entre el 10 y 24 de julio de 1961.

2. URUGUAY Y EL S.C.A.R.-
El Comité Científico de Investigaciones Antárticas (S.C.A.R. – Scientific Committee of Antartic Research) surgió en 1958 como un Comité Especial de Investigaciones Antárticas integrante del Consejo Insternacional de Uniones Científicas (I.C.S.U. – Internacional Council of Scientific Unions) con la finalidad de promover, desarrollar, coordinar y difundir información sobre actividades científicas en la Antártida, facilitando el más libre e irrestricto acceso a la misma. Lo integran miembros asociados y plenos. El 29 de julio de 1988 Uruguay accedió a la calidad de miembro asociado del S.C.A.R., manifestando su deseo de participar en forma continua de la organización.

03 junio 2007

Comunicado de la Asociación Antarkos - Junio 2007

COMUNICADO DE LA ASOCIACIÓN CIVIL
“ANTARKOS-Apoyamos a Uruguay en la Antártida”
JUNIO DE 2007

"INSTITUTO DE PESCA Nº1". 91 AÑOS DE UNA GESTA DE URUGUAYOS.
“Imponer a la dura impenetrabilidad de los témpanos la tenacidad perseverante de nuestra sangre”. Teniente de Navío Ruperto Elichiribehety

Desde 1914, el experimentado irlandés en incursionar en la Antártida Sir Ernest Shackleton, preparaba una importante exploración polar planificada de forma que el primer paso sería desembarcar seis hombres con trineos y perros en la Tierra del Príncipe Luitpold, extremo meridional del Mar de Weddell; a la vez, otra nave iría por el Mar de Ross hasta el Estrecho de McMurdo llevando a bordo un grupo que establecería depósitos de víveres en una línea que uniese el punto de desembarco con el Polo Sur. El primer grupo avanzaría en los trineos hasta el Polo Sur sirviéndose de las provisiones que transportaban; luego irían de depósito en depósito hasta el Estrecho de McMurdo.
Para ello eligieron las naves “Aurora” para ir al Mar de Ross y el “Endurance” con Shackleton para navegar al Weddell y desde allí al Polo por el continente.
Los hielos no se abrieron como se esperaba y el 24 de enero de 1915 el “Endurance” ya no volvería a cortar las olas; un mes más tarde se acondicionaron adecuadamente los hombres y los equipos para pasar la invernada entre los hielos. Cazaron focas, se arriaron los botes salvavidas, trineos, perros, víveres y todo el equipo. El buque se abandonó el 27 de octubre, ya amenazado a ser triturado por los hielos; fue en latitud 69º 05’ sur y longitud 51º 30’ oeste, punto totalmente alejado de cualquier atisbo de civilización. Estaban a unos 1.100 km. al sur de las Islas Orcadas y como a 2.100 km. al sur de la Georgias del Sur donde había una estación ballenera. Caminar sobre la masa de hielo no permitía un avance mayor a 3,5 km. al día, por lo que la tripulación se dejó llevar a la deriva, suponiendo un desplazamiento norte o noroeste hacia la Península de Palmer. Los cálculos resultaron erróneos y este punto de tierra quedó atrás al igual que la Isla Paule. La situación de los tripulantes se agravaba día a día y la desesperación aumentaba, por lo que se decidió largar los botes al agua; pero el enorme bloque de hielo nunca se quebró para poder lograrlo. Recién el 9 de marzo de 1916 se notaron los primeros efectos de la marejada indicando mar abierto; pero la esperanza se vio reemplazada por otro temor: el hielo comenzaría a quebrarse formando grandes témpanos aumentando el peligro de caer en una grieta, o separar en diferentes grupos a los miembros del campamento. El 7 de abril echaron los botes al agua y buscaron llegar a la Isla Elefante o a la Rey Jorge/25 de Mayo. Llegaron a Elefante a mediados de abril y allí instalaron el primer asentamiento de los hombres de Shackleton. Una semana después Sir Ernest y seis hombres partieron, en una ballenera reforzada para un largo viaje, buscando o Cabo de Hornos, o Malvinas o Georgias. Luego de una azarosa navegación de 16 días arribaron a la costa oeste de Georgias del Sur, cruzaron la montaña de la isla y llegaron a la factoría ballenera noruega de Grytviken. Tres hombres se quedaron esperando regresar a Europa, mientras Shackleton, el Capitán Worsley y el Segundo Oficial Crean embarcaron en el ballenero “Southern Sky” rumbo a Isla Elefante. Los hielos no le permitieron llegar y la falta de carbón les obligó a dirigirse a Islas Malvinas. Una vez en Port Stanley relataron sus aventuras, las que telegrafiadas a todo el mundo tuvieron diferentes repercusiones. Nuestra prensa titulaba el 1º de junio: “El famoso explorador Teniente Shackleton está sano y salvo en las Malvinas, que como se sabe es muy cerca de Montevideo”.
La Fuerza Naval inglesa no destacó ninguna nave para rescatar a los náufragos; la situación bélica y la apreciación de que los relatos eran fantasiosos, irreales, explicaría el hecho.
En Uruguay el asombro por la reaparición de Shackleton y su tripulación fue enorme; inmediatamente éste se convirtió en buena disposición para hacer lo necesario.
Nuestro gobierno fue el único que respondió oficialmente al pedido de auxilio de Shackleton, para lo cual se preparó el buque “Instituto de Pesca Nº 1”. El Teniente de Navío Ruperto Elichiribehety Arhancet, nacido en Montevideo el 27 de marzo de 1888, fue designado Jefe de la Expedición Nacional al Sur. La oficialidad que lo acompañó estaba compuesta por el Alférez de Navío Arnoldo Pedro Camps Molina nacido en Rivera en abril de 1884, el Alférez de Navío Juan José Sanmartín salteño de 24 años, el Jefe de Máquinas Alférez de Navío Ramón Folch Bonafont y el Alférez de Navío Héctor Castells Carafí oriundo de Barcelona. A ellos se les unió el Teniente de Navío George E. Ryan de la reserva de la Armada Británica, a solicitud del representante diplomático inglés en Montevideo.
El 6 de junio el buque pesquero atracó en la dársena 2 de nuestro puerto; los Ministros de Guerra Sr. Sánchez y de Industria Dr. Amézaga, se repartieron los preparativos de acuerdo a las competencias de sus carteras. Se instaló abordo un transmisor telegráfico de 200 millas de alcance; las cámaras de frío del pescado se transformaron en alojamientos; se instaló un sistema de calefacción; se proporcionaron carabinas Mauser y se instaló un cañón de tiro rápido para disparar sobre los hielos para abrirse paso; el casco fue reacondicionado y reforzado por soldadores compatriotas (uno de ellos fue el padre del Dr. Bartolomé Ángel Grillo, consocio de ANTARKOS), la agencia marítima Christophersen, experimentada en despachar buques al sur, proporcionó la mayor parte de las 250 toneladas de provisiones para tres meses.
La heroica gesta comenzó en el depósito 10, donde se congregó gran cantidad de público para despedir a aquellos que quizás no volverían.
Al anochecer fondeó en Isla de Flores para recibir parte del equipo sanitario faltante y de inmediato puso rumbo sur.
El 16 de junio llegaron a las Islas Malvinas y en puerto aguardaba sir Ernest Shackleton quien embarcó y mostró gran satisfacción por cómo se había preparado el buque.
El buque permaneció un par de días en la isla. Shackleton insistió en dejar tripulación para no arriesgar tantas vidas, pero recibió la negativa de todos. Dijo: “salimos hoy para una expedición muy difícil. Los acompañaré ya que van en auxilio de mis camaradas, pero debo advertir a todos, oficiales y tripulantes, que hay un noventa por ciento de posibilidades de que no regresemos jamás. Conozco los peligros del polo; la persona que quiera quedarse en tierra puede hacerlo”.
Ya en navegación, el Padre Migone, compatriota que llevaba algún tiempo afincado en Malvinas, les telegrafió. “Mucho agradezco saludos y los felicito porque sean ustedes los que lleven por primera vez la bandera uruguaya en viaje al sur, en misión humanitaria. Nuestra Señora y Patrona Stella Maris los devolverá a puerto sanos y salvos.”
Así llegó el 21 de junio, día en que se inicia el invierno austral y los hielos antárticos recibían por primera vez a un vapor de casco metálico navegando en esas latitudes. Pronto se divisaron las elevaciones de la Isla Elefante y la consigna fue “avanzar, siempre avanzar”. Pero los hielos formaban un cinturón alrededor de tierra firme, compacto, irregular, agrietado, insalvable, de 20 millas de ancho.
Se navegó sin éxito buscando una entrada, pero los hielos se pegaban al costado metálico pareciendo querer atraparlo para siempre. El cerco se fue estrechando y la experiencia de Shackleton le señalaba que había que dar marcha atrás; pero Elichiribehety no quiere medir el peligro y el honor le impulsó a seguir. Veintidós hombres esperaban ser rescatados en la isla y ya llevaban dos años lejos de casa.
Cuando el explorador se opuso totalmente a seguir adelante, el Comandante uruguayo llamó a consejo de oficiales ante los que presentó un documento redactado por Shackleton, en el que se explicaban las razones para regresar salvaguardando el honor de los uruguayos.
Redactado en español en el original y refrendado por unos párrafos en inglés:
“En navegación y latitud 60º 42’ sur y longitud 54º 46’ oeste, el abajo firmante declara para salvaguarda del honor y responsabilidad del Sr. Comandante del vapor Instituto de Pesca Nº 1, Teniente de Navío Ruperto Elichiribehety y Sres. Oficiales Alférez de Navío don Arnoldo Camps, don Héctor Castells y don Juan J. Sanmartín y tripulación, que al pretender acercarse a la Isla del Elefante, hubo que desistir debido a que la cantidad de témpanos existentes que rodeaban lo hacían no tan solo imposible sino de peligro inminente, razón por la cual el que suscribe insistió ante el Comandante en alejarse inmediatamente de aquellas proximidades, por cuanto se corría el riesgo de quedar aprisionados por los hielos y perecer indefectiblemente sin haber logrado llevar a los náufragos ni un solo auxilio.
Hace constar el abajo firmante que el Sr. Elichiribehety y Sres. Oficiales insistieron repetidas veces en que el salvataje se llevara a efecto por todos los medios, aún a riesgo de permanecer aprisionados por los hielos, ya en una forma ya en otra, con tal de cumplir la elevada misión de su gobierno. Pero, las circunstancias apuntadas anteriormente no permitieron acercarnos con el barco más que a veinte millas del punto más favorable para realizar el salvataje, lo que determinó al firmante –perfecto conocedor de estas regiones- a oponerse ante tan noble empeño que a nada práctico conduciría pero que habla muy alto a favor del Sr. Comandante y Oficiales del vapor Instituto de Pesca Nº 1, perteneciente a la República Oriental del Uruguay. Y esta oposición está fundada además en las circunstancias de que el barco no es lo suficientemente fuerte para someterlo a la presión de los témpanos, entre los cuales abundaban los de grandes dimensiones”. E.H.SHACKLETON; COMMANDER ANTARTIC EXPEDITION.
“The above document to which I have attached my signature is I understand an statement of the reason for the failure to rescue the members of my Expedition on Elephant Island and also contains the statement that the Commander of the vessel and his Officers were willing and ansious to continue their efforts but that my experience showed that such a course was impractible, I have pleasure in signing this statement which is correct in all particulars, and to express my gratitude to the Commander and his Officers and crew”. E.H.SHACKLETON
Extrañamente, el mismo Shackleton escribió tres años más tarde en su obra SOUTH, que el “Instituto de Pesca Nº 1” volvió por falta de carbón a bordo.
El último acto del vapor fue disparar cañonazos con la esperanza de que al otro lado de la isla los náufragos oyeran.
Al poner proa a Malvinas las condiciones climáticas habían empeorado; témpanos de unos 20 metros les rodeaban y se cerraban sobre el buque con amenaza de hundimiento; la banquisa llegaba a 60 millas de ancho. Arreció el temporal, pero no obstante ello y algunas averías provocadas por las bajas temperaturas y por lo hielos, llegaron a las islas el 25 de junio en la mañana.
Elichiribehety y sus Oficiales comprendieron que pese a todos los agradecimientos y esfuerzo realizado, Shackleton entendía que el buque no era apropiado para sus fines y no se volvió a insistir sobre el tema. Éste había telegrafiado a un diario inglés “el salvamento de mis compañeros sólo es posible empleando un vapor de madera o buque rompehielos.”
Shackleton embarcó hacia Punta Arenas en el vapor chileno “Orita” y el Ministerio de Guerra ordenó a Elichiribehety regresar a Montevideo.
Con la goleta lobera “Emma”, Shackleton preparó otra expedición de rescate que regresó tres semanas después sin éxito. Los ingleses habían logrado la autorización para enviar al “Discovery”, el cual partiría el 1º de agosto de ese 1916. El gobierno chileno, al ver el fracaso de la “Emma”, despachó un escampavía acondicionado, el “Yelcho”, a cargo del Piloto Luis Pardo Villalón acompañado por el desilusionado Shackleton. Finalmente llegaron a Isla Elefante el 30 de agosto, rescataron a los náufragos y a sus estudios científicos, regresando a Punta Arenas “luego de dos años sin bañarse y un año y medio sin cambiarse de ropa”. Sin estar comprobado, se asegura que al ser rescatados les quedaban medias raciones para cuatro días.
El 6 de octubre, camino a casa, Shackleton y ocho miembros de la expedición pasaron por Montevideo siendo recibidos por el Presidente Viera.

Del libro “PARALELO 62º, por la Licenciada Ana María de Salvo, Montevideo, 1998.

02 mayo 2007

Comunicado del mes de mayo 07

COMUNICADO DE LA ASOCIACIÓN CIVIL “ANTARKOS-Apoyamos a Uruguay en la Antártida”
MAYO DE 2007

1.AGUA.- Para salvar una omisión en el COMUNICADO del mes pasado, comentaremos brevemente lo historiado en referencia al suministro de agua potable a la B.C.A., por el Cnel.(R) Orosmán PEREYRA, Jefe de Base ARTIGAS en el año 1987.
“La fuente de abastecimiento de agua potable debería permitir hacerlo fuída y permanentemente los 365 días del año. La única que cumplía estos requisitos era el lago Uruguay, al oeste de la Base. La distribución del agua potable en áreas polares es factible usando dos sistemas, por línea seca o por línea húmeda. En su apariencia exterior no tienen diferencias; las dos tienen un tubo externo protector, una capa de material aislante y un tubo interior de transporte. La diferencia entre ellas es que la línea húmeda está calefaccionada por medio de una resistencia eléctrica que envuelve el tubo interno de transporte, manteniendo la temperatura del agua en el mismo a 1º centígrado. La línea seca solamente contiene agua cuando se la bombea desde la fuente a su destino final. Se eligió la solución más simple, la línea seca. Se evitaban los riesgos de congelamiento por fallos de energía; permitía además realizar tareas de conjunto a la dotación, lo que eleva el espíritu de grupo, facilitando la convivencia. Para tener agua todo el año se debía buscar una profundidad no menor a los 3 metros, pues el agua del agua se congela hasta los 2,50 m.; además, a una distancia de la orilla que permitiese la construcción del muelle para la caseta y la bomba de extracción. Participaron en las tareas de buceo el buzo de la Armada Cabo Wilfredo Vera, el propio entonces Mayor Orosmán Pereyra y el especialista en buceo ártico de la Academia de Ciencias del Instituto Oceanográfico de la URSS, Igor Melnikov. El trabajo se realizó el 9 de abril de 1987, a las 14.00 horas; se extrajeron muestras de agua y de fondo. La temperatura exterior era de -3ºC, 25 nudos de viento, sensación térmica de -17ºC. El hielo en superficie era de 20 cm; se practicó un orificio de 60 cm.; se largó línea de vida y se trabajó en profundidades de 7 a 10 m.; la operación duró 25 minutos de inmersión. Se colocaron dos hileras de pilares sobre cuadros metálicos armados en la orilla, que se colocaron debajo del agua apoyados sobre platinas metálicas, que se ubicaron en escalones excavados en el fondo del lago. Simultáneamente se colocaron los soportes metálicos telescópicos sobre el terreno, asegurados con cemento y con la altura adecuada para que los caños tuvieran una pendiente del 20%. Pero no llegó el material para salvar la cañada intermedia, quedando una brecha entre las cañerías de ambas márgenes de 100 m. que se salvaron con un acueducto colgante de un cable de acero, asegurado a los dos puntos a los que se había llegado con los tubos. Se construyó la batería de tanques con bidones de 200 litros, conformando un depósito general de 3.400 lts., y otros dos de 400 y de 800 para los alojamientos del personal. El día 17 de abril de 1987, a la hora 08.00 se probó todo el sistema, quedando la Base abastecida por primera vez con 7.000 litros de agua en 45 minutos de operación.”

2. PRIMER VUELO EN C.A.S.A. C – 212 (AVIOCAR).- Se realizó el 28 de mayo de 1985 abordo de la aeronave FAU 532. La tripulación estuvo integrada por los pilotos: Mayor(Av) Hernaldo García, Mayor(Av) José O. Piñon, Cap.(Av) Daniel Olmedo y Tte.1º(Av) Raimundo Delfino; mecánico el Cabo 2ª(AT) José López; observador el Tte.Cnel.(Av) Jorge Méndez.

10 abril 2007

Comunicado de la Asociación Antarkos - Abril 2007

COMUNICADO DE LA ASOCIACIÓN CIVIL “ANTARKOS - Apoyamos a Uruguay en la Antártida”
ABRIL 2007

PRIMERAS NAVEGACIONES EN MARES AUSTRALES.- Las primeras referencias de navegaciones por los mares australes, provienen de navegantes que al servicio de España y Portugal buscaban la ruta hacia el oriente. En abril de 1502 Américo Vespucio informaba haber recorrido la costa acantilada de una isla, en los 52º de latitud sur, en medio de un temporal de viento y frío, que hasta hoy se discute si era Malvinas, Georgias o un témpano.
En el mes de abril de 1899 llegaron a Montevideo varios integrantes de la expedición del Teniente belga Adrien De Gerlache, entre ellos el noruego Roald Amundsen, segundo oficial del buque “Bélgica”. Regresaban de la expedición organizada en 1897 para dedicar atención al continente austral realizando observaciones en distintos puntos antárticos, cuyos resultados serían analizados en procura de establecer aquellas leyes de la naturaleza que tuvieran influencia en el resto del planeta y para mejorar también el escaso conocimiento geográfico que se tenía del continente blanco. El “Bélgica” quedó atrapado entre los hielos del Mar de Bellinghausen y debieron invernar allí. El tema antártico acaparó la atención de la población montevideana, conmoviendo a toda la sociedad la aureola de ciencia y aventura, acrecentando el interés por aquellas regiones inhóspitas.
Resumen de la conferencia de la Lic. Cristina Montalbán durante el 1er. Simposio sobre Actividades e Investigación Científica en la Antártida; noviembre de 2004.

LA EXPEDICIÓN DE SHACKLETON.- Luego de navegar por altas latitudes sin encontrar un punto donde desembarcar, el “Endurance” fue aprisionado por lo hielos y a fines de octubre de 1915 naufragó en latitud 69º sur y longitud 51º30´oeste. Los expedicionarios permanecieron durante cinco meses a la deriva sobre témpanos de hielo, hasta que en abril de 1916 decidieron utilizar los tres botes auxiliares que habían recuperado, para tratar de alcanzar algún lugar que les sirviera como base para desde allí algunos ir en busca de ayuda. Seis días más tarde llegaron a la Isla Elefante y en la “James Caird” seis expedicionarios, entre ellos Shackleton, partieron hacia la estación ballenera de las Georgias del Sur, donde llegaron dieciséis días después, luego de una travesía en condiciones por demás extremas.
Información extraída de la conferencia a cargo de la Lic. Cristina Montalbán, referida en el parágrafo 1.


METEOROLOGÍA.- En los meses de marzo y abril del año 1984, el entonces Mayor (Nav.) Bernabé GADEA ECHEVERRÍA realizó los primeros estudios meteorológicos del área, viviendo en el Refugio Collins, actual emplazamiento de la Base ARTIGAS.

04 marzo 2007

Comunicado de Marzo 2007

COMUNICADO DE LA ASOCIACIÓN CIVIL
“ANTARKOS-Apoyamos a Uruguay en la Antártida”
MARZO DE 2007

1. SE TRANSCRIBE COMUNICADO Nº 801/RRPPIAU/07
Se lanzó el 1º de marzo pasado, en el Palais de la Découverte, París, el Año Polar Internacional. Durante el año 2007/2008 se llevarán a cabo en todo el planeta, las actividades correspondientes a este evento científico antártico, el más importante en ese ámbito de los últimos cincuenta años. Dichas actividades tienen como objetivo la profundización de la investigación científica en los ámbitos polares como resultado de su importancia en el rol que ellos juegan en los procesos globales, los ecosistemas dependientes y asociados y la sociedad humana, dejando un legado en beneficios sociales y logros en la investigación. Por esta razón, los países participantes se comprometen a asumir la responsabilidad de incorporar en el escenario mundial la importancia mencionada de los polos, comprometiendo recursos adicionales para lograr ese destaque. Esta iniciativa comprende a un muy intenso período de investigación interdisciplinaria, colectando un variado rango de mediciones y monitoreos e incorporando a la sociedad civil y al sistema educacional. Éstas proveerán una imagen del estado general de las zonas polares y permitirá que los jóvenes científicos se involucren en ello, para además contribuir a la concientización del público en general, comprendiendo la influencia de las zonas frías, que si bien están alejadas nos afectan notablemente. A modo de ejemplo, una iniciativa anterior similar, cincuenta años atrás, dio origen al Tratado Antártico vigente, hito político mundial y de cooperación internacional que involucró a ochenta mil científicos de sesenta y siete países. Además los distintos programas antárticos de todo el mundo, incluyendo a los países latinoamericanos, han realizado una considerable asignación de recursos nacionales para su desarrollo. El Instituto Antártico Uruguayo participa dentro de esta actividad, con proyectos internacionales de investigación en régimen de cooperación en varios campos, planificando diferentes actividades académicas y culturales, buscando dar participación a toda la comunidad científica de nuestro país.

1. PRIMER GLOBO CAUTIVO EN LA ANTÁRTIDA.-
A comienzos del siglo XX, en vista de cumplir con las recomendaciones del Segundo Congreso Internacional de Geografía (Berlín, 1899), se organizaron cuatro expediciones científicas prácticamente contemporáneas, proyectadas con invernada y dirigidas a continuar los avances geográficos, pero con un programa muy específico en cuanto a los estudios de oceanografía, meteorología y magnetismo.
Sin duda la de mayor despliegue, apoyo económico y personal especializado científicamente, fue la británica, a cuyo frente iba Robert Scott, contando como lugarteniente a Ernest Shackleton. Tanto esta expedición como la de Alemania, comandada por Erich von Drygalsky, llevaban entre sus materiales trineos y globos cautivos, correspondiendo a los germanos el haber elevado el primero de ellos en la Antártida, el 29 de marzo de 1902.

2. LA EXPEDICIÓN DE JEAN BAPTISTE CHARCOT.-
Una vez que la corbeta argentina “Uruguay” rescató a los expedicionarios del sueco Otto Nordenskjöld al hundirse el buque “Antartic” que comandase Carl Larsen, fueron recibidos en Buenos Aires con una expectativa inusitada, integrándose ambas orillas en festejos compartidos.
Miles de personas del ámbito marítimo, así como del científico, se trasladaron hasta dicha capital para recibirles y otros tantos le aguardaron, cuando el 11 de diciembre de 1902, Nordenskjöld y sus compañeros estuvieron en Montevideo. En medio de este clima especial se inciaba la expedición comandada por el Dr. Jean Baptiste CHARCOT.
Francia había diferido el objetivo antártico, ya que habían pasado más de sesenta años del viaje de Dumont D´Urville. Charcot va a protagonizar dos expediciones, una entre 1903 y 1905 y la segunda entre 1908 y 1910, que marcan una continuidad en sus trabajos geográficos, cartográficos y científicos.
Nuestro país se sintió particularmente involucrado en sus campañas, la primera, como se dijo, influenciada por el rescate de los suecos, lo que provocó que desde que “Le Français” fondeara en el puerto de Montevideo el 15 de noviembre de 1903, el expedicionario recibiera el apoyo moral y económico para su proyecto.
Charcot se vio rodeado por la prensa y agasajado igualmente por la orgullosa comunidad de sus compatriotas, como por la uruguaya, que renovó su admiración por el desafío que volvía a plantearse.
Tanto en esta oportunidad como al regreso de su segunda campaña, cuando el “¿Pourquoi pas?” llegó a Montevideo en la noche del 6 de marzo de 1910, Charcot se sintió apoyado en todas sus necesidades.
En esta oportunidad el buque había sufrido una grave avería en la proa y varios otros desperfectos, los que fueron reparados por la empresa que estaba a cargo de los trabajos del puerto montevideano. La colaboración que encontró en todos permaneció siempre presente para él y las obras que recogieron sus experiencias antárticas fueron enviada con expresivas dedicatorias a sus lejanos amigos, que sabía, tenía aquí.
Era su reconocimiento, como también lo fue haber dejado en la Antártida dos topónimos en homenaje a dos uruguayos: un islote situado al sur de la Isla Peterman recordando a Hamlet Bazzano, Director del Observatorio Nacional y una caleta en la costa sureste de la Ensenada Martel, en la Isla Rey Jorge/25 de Mayo, en honor a don Antonio Lussich.

La información de los parágrafos 2 y 3 fue extraída de la conferencia dictada por la Lic. Cristina Montalbán durante el 1er. Simposio sobre Actividades e Investigación Científica en la Antártida que organizó el Instituto Antártico Uruguayo, Montevideo, noviembre de 2004.

3. VUELOS NAVALES A LA ANTÁRTIDA.-
Durante el mes de marzo del año 1991, la Aviación Naval realizó dos vuelos a la Antártida, empleando su aeronave Beechcraft B200 T matrícula Armada 871.
Se trató de los dos primeros de cuatro que realizó en total. La cronología de estos dos vuelos es la siguiente:

7 al 15 de marzo de 1991 - Piloto Capitán de Fragata (CG) Federico Strasser; tripulación: Capitán de Corbeta (CG) Carlos Gatti, Capitán de Corbeta (CG) Luis Rossi, Cabo de Segunda Clase (Aviación) Enrique Souza.

24 al 29 de marzo de 1991 – Piloto Capitán de Corbeta (CG) Carlos Gatti; tripulación: Teniente de Navío (CG) Walter Rivas, Cabo de Primera Clase (Aviación) Oscar Pereira.


4. SALVANDO OMISIONES.-
Durante la Campaña 1995/96, la Armada Nacional dispuso efectuar el reconocimiento del área continental de la península antártica entre el Cabo Legoupil y el Cabo Roquemaurel, visita a base o bases extranjeras en la península, prever un fondeo con desembarco e instalación de asentamiento no permanente en la ensenada sin nombre próxima a Cabo Roquemaurel con un reducido grupo de personal, prever un vuelo de reconocimiento previo de una aeronave en apoyo de la aproximación al continente, compatibilización con los planes de futuro del I.A.U., para explotar la capacidad de aproximación y asentamiento en el continente. El 14 de enero de 1996, el R.O.U. “Vanguardia” fondeó frente a la B.C.A.A.
En la Base Tte. Marsh de la Fuerza Aérea de chile se encontraba reabasteciendo combustible la aeronave B200 T Armada 871; a las 13.00 decoló y voló hasta el Cabo Roquemaurel e inmediaciones.
El Piloto era el Capitán de Fragata (CG) Federico Strasser; la tripulación el Capitán de Corbeta (CG) Gastón Bianchi y el Sub Oficial de Segunda Clase (Aviación) Oscar Pereira; el Capitán de Fragata (CG) Hernes Rodríguez, Jefe del Elemento de Desembarco y el Oficial de Navegación del buque Teniente de Navío (CG) Daniel Oliver.
Se sobrevoló el lugar y se comprobaron las facilidades que presentaba para la aproximación por mar; se obtuvieron fotos y videos. Se trató del cuarto vuelo de una aeronave naval y el más al sur que realizara.
El 18 de enero se navegó hasta Isla Elefante -230 km. al noreste de Base Artigas- no pudiendo desembarcar hasta el 20 por las condiciones extremadamente adversas del viento, con ráfagas de fuerza huracanada en la escala Beaufort. Ese día se desembarcó en un bote neumático, en una playa pedregosa.
La dotación integrada por el Capitán de Fragata (CG) Hernes Rodríguez, Teniente de Navío (CG) Sergio Pereira, Teniente de Navío (CG) Gustavo Zimmer y Alférez de Navío (CAA) Alberto Dauber, estos tres últimos del Grupo de Buceo, colocó una base con una placa de bronce que reza:

República Oriental del Uruguay
Armada Nacional
ROU Vanguardia
Campaña Antártica 1995-1996
“Imponer a la dura impenetrabilidad de los hielos
la tenacidad perseverante de nuestra sangre”
Ruperto Elichiribehety, 1916

en recuerdo a la expedición que en junio de 1916 comandase el Teniente de Navío Elichiribehety a bordo del buque uruguayo “Instituto de Pesca Nº 1” para tratar de rescatar a los expedicionarios de Sir Ernest Shackleton.
De vuelta en la península antártica se visitó la base O´Higgins del ejército chileno en Cabo Legoupil. Los días 21, 22 y 23 se estableció un campamento no permanente en la caleta sin nombre, a partir de ese momento Caleta del Vanguardia; se realizaron las tareas científicas previstas y antes de retirarse se instaló una marca topográfica piramidal en posición latitud 63º33´01” sur, longitud 58º57´17” oeste, con la inscripción:

República Oriental del Uruguay
Armada Nacional
ROU Vanguardia
Campaña Antártica 1995-1996
Marca Topográfica
La Estación Científica Antártica Teniente de Navío Ruperto Elichiribehety (ECARE), de la cual nos ocuparemos oportunamente, fue visitada por el Ministro de Defensa Nacional Dr. Raúl Iturria, el 21 de enero de 1996.

Para nuestros lectores: a medida que leemos nuevos documentos reconocemos que hemos omitido eventos ocurridos, hasta ahora en enero y febrero. Deseamos que Uds. sean tan amables de hacernos llegar información referida a aquéllos que conocen y que nosotros no hemos incluído por carecer de la misma. Muchas gracias.

Para contactar a la Asociación Antarkos: olo03@adinet.com.uy

08 febrero 2007

Comunicado del Mes de Febrero de 2007

COMUNICADO DE LA ASOCIACIÓN CIVIL “ANTARKOS – Apoyamos a Uruguay en la Antártida”
FEBRERO DE 2007

AVISTAMIENTO DEL ARCHIPIÉLAGO SHETLAND DEL SUR .- El archipiélago Shetland del Sur fue avistado el 19 de febrero de 1819 por el marino mercante William Smith. Al pasar el Cabo de Hornos su buque fue arrastrado por el viento y, en posición latitud 62º sur y longitud 60º oeste, avistó la costa de una isla cubierta de hielo que correspondería a la Isla Livingstone. El 11 de marzo, al llegar a Valparaíso, hizo la denuncia “oficial” del avistamiento ante el Captain W.H. Shirref, Jefe de la Estación Naval, quien no dio crédito a sus declaraciones. Consciente de las expectativas y del valor comercial de su hallazgo, en setiembre de 1819 Smith, en un nuevo viaje a Valparaíso, se aventuró mucho más al sur y el 17 de octubre tomó posesión de la Isla Livingstone en nombre de Su Majestad Británica, bautizándole Nueva Bretaña del Sur; reconoció extensamente la Isla 25 de Mayo/Rey Jorge que bautizó como North Foreland y efectuó un relevamiento del cordón de islas. En esta oportunidad, al recalar en Valparaíso, el Captain Shirref aceptó y verificó sus declaraciones.

EL FALLECIMIENTO DE SIR ERNEST SHACKLETON.- El 5 de enero de 1922, este expedicionario inglés falleció a bordo del “Quest”, cuando se encontraba en Georgia del Sur, dispuesto para un nuevo emprendimiento exploratorio en la Tierra Enderby. Sus restos llegaron a Montevideo el 29 del mismo mes y al día siguiente fueron embalsamados en el Hospital Militar.
El 15 de febrero, luego de rendírsele los honores correspondientes, fueron llevados nuevamente a Georgia del Sur para que disfrutase eternamente de aquellas tierras que fueron su motivo de vida.

Estas dos informaciones son transcripción de la disertación de la Lic. Cristina Montalbán durante el 1er.Simposio sobre Actividades e Investigación Científica en la Antártida – octubre de 2004. La Lic. Montalbán es egresada de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación; integra el Grupo de Historiadores Antárticos Iberoamericanos que funciona en el ámbito de la RAPAL (Reunión de Administradores de Programas Antárticos Latinoamericanos).

50º ANIVERSARIO DE LA CAMPAÑA ANTÁRTICA REALIZADA POR DOS OFICIALES DE LA ARMADA NACIONAL POR INVITACIÓN DE LA ARMADA ARGENTINA.- Entre el 26 de noviembre de 1956 y el 30 de marzo de 1957, los entonces Teniente de Navío(C.G.) Ruben R. VARELA (f) a bordo del rompehielos A.R.A. GRAL. SAN MARTÍN y Alférez de Navío (C.G.) Héctor W. BOMIO a bordo del transporte A.R.A. BAHÍA AGUIRRE, participaron en la XXI Campaña Antártica Argentina.

Manifestó el Capitán de Navío (C.G.)(R) Héctor W. BOMIO cuando hizo entrega al Comandante en Jefe de la Armada Vice Almirante Juan H. Fernández Maggio de una copia del informe que elevó al Mando Naval al regresar de su misión, …”recuerdo con emoción las experiencias marineras vividas, los trabajos realizados, los peligros sorteados, la amistad sincera y necesaria entre personas, no importa su nacionalidad, que trabajan en este continente con un clima cambiante tan rápidamente, con temperaturas bajo cero, con temporales frecuentes, vientos de hasta 180 km/h y que necesitan ayudarse…”
El mes de febrero de 1957 les encontró navegando entre Islas Orcadas e Isla Livingstone, destacamento Teniente Cámara y bahía Escurra.
Es de destacar que entre 1957 y 1958 se desarrolló el Año Geofísico Internacional durante el cual se llevaron a cabo las investigaciones y conversaciones que desembocaron en la firma del Tratado Antártico en diciembre de 1959.

ANTARKOS posee copia del informe que se menciona en esta información.
Por mayor información, dirigirse a olo03@adinet.com.uy

18 enero 2007

Comunicado de la Asociación Antarkos - Enero 2007

Estimadas amigas y estimados amigos, la Asociación Civil "ANTARKOS - Apoyamos a Uruguay en la Antártida" les adjunta este comunicado que refiere las actividades pioneras acaecidas durante el mes de enero, de nuestro país en su relacionamiento con el Continente Blanco.
---------------------

El mes de enero ha sido proficuo en cuanto al relacionamiento de Uruguay con el continente antártico.
El 9 de enero de 1968 un grupo de uruguayos fundó el Instituto Antártico Uruguayo, de carácter privado, en la casa de la calle Ascasubí 4286, en el barrio de La Teja. Fueron ellos el Prof. Julio César Musso, que lo presidió y los señores Mario Musso, Mario Mignot, Ricardo Piaggio y Fernando Souto. En enero del 2000, ANTARKOS colocó una placa de bronce frente a la mencionada casa, recordando los 32 años del hecho. Decíamos en aquel momento…:” esos hombres removieron el sentimiento de las autoridades y del pueblo uruguayo con un pensamiento geopolítico y geoestratégico, queriendo mostrar que nuestro país, al igual que quienes ya estaban participando en las campañas antárticas, debía estar presente en ese enorme espacio”.

El 11 de enero de 1980 Uruguay adhirió al Tratado Antártico y a partir de ese momento comenzó a trabajar con el objetivo de ser Miembro Consultivo. Para ello era necesario cumplir con tres requisitos establecidos por el propio Tratado: realizar una expedición a la Antártida, instalar una base y presentar trabajos científicos.

El 19 de enero de 1982 –este próximo viernes celebraremos los 25 años de la fecha- dos uruguayos colocaron el Pabellón Nacional en el polo sur geográfico. Los entonces Cnel. (Av) Roque AÍTA y Cap. (Nav) Bernabé GADEA (consocio de ANTARKOS), viajaron representando al Instituto Antártico Uruguayo ante una invitación de la Fundación Nacional de Ciencias de los Estados Unidos de América. El arribo a la Antártida se hace en Camp Williams en vuelo desde Christchurch (New Zealand). Se visitan las bases de Mc Murdo, Amundsen-Scott y se asiste a los festejos de los 25 años de la base neocelandesa Scott. Durante la visita a la base situada en el Polo Sur, setenta años después de Robert Falcon Scott, se izó el pabellón nacional; era en el lugar, el 18 de enero de 1982 a las diez de la noche. En Uruguay era el 19 de enero de 1982 a la una de la tarde.

El 28 de enero de 1984 a las 19.35 local, el Fairchild FH-227 matrícula FAU 572 aterrizó por vez primera en la pista de la base Tte. Marsh de Chile. Era la primera misión uruguaya estando constituida la tripulación por los pilotos Tte.Cnel (Av) Eduardo AGUIRRE(Comandante), Tte.Cnel(Av) Jorge MÉNDEZ Y May (Av) Athos PALLAS; ingenieros de vuelo Sgto.(AT) Antonio FERRARI y Arol SÁNCHEZ; delegado del I.A.U. Cnel (Av) Roque AITA; delegado de la Armada Capitán de Fragata(CG) Mario FONTANOT; delegado de la Fuerza Aérea Cnel (Nav) Delco ALMADA; delegado del Ejército Cnel. Omar PORCIÚNCULA, los científicos Dr. Veterinario José Pedro DRAGONETTI, May (Nav) Bernabé GADEA, el Asesor jurídico del IAU Dr. Roberto PUCEIRO y el periodista Lic. Christian MÁRQUEZ.

Contra Almirante(R) Oscar Otero Izzi, Presidente;
Dra. Esc. María del Rosario Ferreiro, Secretaria.
email: olo03@adinet.com.uy